NOMENCLÁTOR e HISTORIA

             Paseando por la ciudad puede comprobarse lo reconfortante que puede llegar a ser perderse por los laberintos de los viejos barrios. Caminar sin sentido es reencontrarse con la propia identidad, con las raíces, que en muchas ocasiones se nos esconde al conocimiento, presentándose en cada esquina.

            Pasear por Sevilla es descubrir la grandeza que mantenemos y el desconocimiento supino sobre la gloriosa historia que nos rodea. No hay calle que no guarde un secreto, que no pregone una historia. No hay barrio que no nos sobresalte con la tradición y el uso de sus costumbres. Es la identidad particular del entramado de sus calles la que ha ido configurando la esencia general de la ciudad.

            Me sobresalta, y me conmueve, cómo se ha ido conformando un espíritu tan singular, como se ha ido generando este cuerpo que ha tomado vida propia, que es asombro para quienes nos visitan, para quienes se preocupan por nuestra particular manera de ver el resto del mundo, del entendimiento de la vida, cómo la avenencia de pensamientos tan dispares, de filosofías tan opuesta, de religiones tan singulares, han promovido y conseguido, en el transcurrir de los siglos, la cimentación de una ciudad única.

            De esta manera, la memoria se ha ido plasmando en su nomenclátor. Hay calles en la que su nominación asciende en su origen judío (Levíes, Susona), otras que nos recuerdan el paso de la civilización y dominación islámica (Alhóndiga, Alfalfa, Alcaicería, Alcázaba, Buhaira), por San Bernardo los rótulos nos trasladan al tiempo de la reconquista culminada por Fernando III (Cofia, Tentudía, Valme, Campamento), o hay menciones expresas que nos devuelven las heroicas jornadas del levantamiento en armas del pueblo contra el invasor francés (Velarde, Dos de Mayo, Daóiz) o al declive del imperio español durante la última década del siglo XIX. Conforme la ciudad se expandía se iba impregnando de la sabia que rezumaba del tronco de su historia hasta empaparse de la identidad y de sus vestigios.

            Por dónde quiera que orientemos nuestros pasos hay indicios de nuestros orígenes, de nuestra razón de ser, materiales e inmateriales, que nos trasladan en el tiempo, que nos sumergen en las historias, que nos devuelven las insignes vidas de quienes se significaron por esta ciudad, por este país, quienes procuraron con sus acciones engrandecerla.

            Por eso, no dejo de entristecerme, cuando transito por algunos lugares y observo el desmán de un mal entendido modernismo, de un inadecuado comportamiento y escaso sentido común, y retiran la rotulación de calles –siempre, en todas las épocas- para imponer nuevas designaciones, desconociendo el verdadero significado de su antigua nominación.

            Retirar el nombre de la calle General Merry, dedicada D. Francisco Merry Ponce de Leon , Conde de Benomar, y remozarla con el de Pilar Bardén, fue un verdadero atentado contra la dignidad y la inteligencia de los sevillanos, tal vez porque los políticos que nos han gobernado durante los últimos años nos tomaban por incautos, por analfabetos, ignorando los méritos reales de este general durante su vida y el servicio que prestó a España, nada que ver, por cierto, con la guerra civil, como vociferaron algunos “ilustrados”. Y mientras, muchos insignes sevillanos, ninguneados por la clase política, relegados al más absoluto de los ostracismo, como el caso del Cardenal Carlos Amigo Vallejo. Tal vez es el momento de restituir sus memorias, remozar el nomenclátor de la ciudad e incluso reordenar y mejor ubicar otros, como es el caso, y sólo por poner un somero y claro ejemplo, de Antonio Rodríguez Buzón, el insigne poeta sevillano, que goza de un ridículo y reducido espacio, mientras hay calles, en nuevos barrios, a los que les vendría muy bien vincularlos con la historia sevillana, como  Taiwán y República de China, que no tienen fin.

Esta entrada fue publicada en SEVILLA, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s