VOLUNTAD DEL PUEBLO, SEÑOR TORRIJOS

Ya creíamos que no volveríamos a gozar de su corpulenta presencia, de sus esperpénticas comparecencias en esas ruedas de prensa, que parecen extraídas de una trova cubana, para ofrecernos otra de sus megalómanas disertaciones. Ya está, de nuevo en el ruedo político, para distraernos con sus charlotadas y sus desfasados discursos. Tras cien días de silencio, de ocultársenos entre las tramoyas de su nuevo destino como concejal de base, aparece para demostrarnos que Valle-Inclán continúa vivo, para intentar aleccionar y recriminar la actuación del gobierno actual, en estos primeros meses de mandato.

            Tal vez no le hayan hecho llegar, sus dilectos y diligentes colaboradores, una memoria de los despropósitos y descuadres económicos que dejó en el ayuntamiento.  No se pueden cometer más despropósito en cuatro años, ni escanciar tantas desvergüenzas por esa boquita de piñón, con la que le premiado la divina providencia. Y ahora pretende, que en apenas tres meses desde su descalabro electoral –y personal-, desde su desprestigio político, que el gobierno de la ciudad intensifique su actividad y de culpabilizar al gobierno anterior de todo los desbarajustes y errores cometidos. Bueno, pues habrá que demonizar los usuarios de los autobuses municipales, por ejemplo, que deben ser quienes han dejado las arcas de TUSSAM con tan extraordinario déficit, mientras se desesperaban en las paradas por la mala gestión de la regularización  de los servicios. ¿A quién tienen que pedirles explicaciones sobre la Fundación Desevilla, que mejor y mayor justicia le hubiera hecho a su denominación titulándola Decuba, Denicaragua o Devenezuela, tras esos desfases económicos? ¿A quién hay que pedir responsabilidades por el millón y medio de euros que se ha tenido que trasvasar, de una partida presupuestaria distinta a este fin, para poder liquidar su capricho seudosolidario?¿Dónde hay que remontar la memoria histórica para encontrar un personaje de su parangón y poder reclamarle los escabrosos tejemajes del caso Mercasevilla? ¿Quiere quizás, su descaro se lo permite, que las responsabilidades de todos estos asuntos las hubieran asumido los nuevos dirigentes? Estoy de acuerdo con las explicaciones e informaciones, con luz y taquígrafos, que ha hecho públicas el alcalde Zoido. No crea que esta actuación vaya en función de criminalizar a nadie, quien tenga culpas que las pague en los juzgados, si se llegan a demostrar. Esto es lo que hay y esto es lo que tenemos que resolver, ha venido a decir el primer munícipe. Pero usted como es mal pensado ya está cubriéndose las espaldas con un discurso plagado de demagogia. No debemos olvidar el gran poder memorístico del que han venido presumiendo durante estos últimos años, con hechos que ocurrieron setenta y cinco años y con los que ustedes han intentado incendiar a la sociedad actual. Y ahora, de pronto, por arte de magia o tal vez porque sus intereses se lo demandad, hay que desmemorializarse de manera repentina.

            La sociedad sevillana no es analfabeta ni mucho menos tonta. Ahora tendremos que dar un pausado de tiempo para intentar restablecer la cordura en los sillones de la sala de plenos. Habrá que esperar para enjuiciar la labor de este equipo gubernamental. Habrá que desescombrar para tener una idea de la situación en la que se encuentran los cimientos de esta ciudad. Limpiar la inmundicia que vaya apareciendo y con un poco de suerte para ustedes incluso, puede que vuelva a levantarse. Y si las medidas que se tomen no son la solución o no han sido las correctas no guarde la menor duda, señor Torrijos, que sabremos demandárselas. Mientras tanto preocúpese seguir apareciendo en los medios de comunicación para regocijo y jolgorio del pueblo de Sevilla, ese que usted nunca ha representado. Y ahí está, el dato incontestable, del número de votos que alcanzó su partido en los últimos comicios. Voluntad del pueblo, señor Torrijos, voluntad del pueblo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s