CRÓNICA DE LA BEATIFICACIÓN. PRÓLOGO

Sus voces son como el suave aleteo de palomas que conjugan sus armonías en el cielo y sus pentagramas se dibujan sobre el azulado fieltro del firmamento. Sus miradas asemejan  al cristal del caudal de los arroyos que nacen en la pureza de las almas para calar los campos donde florecen la bondad y la belleza. Sus manos blanqueaban sobre la estameña para otorgar pureza donde intenta establecerse la esterilidad del desapego, para implantar la sonrisa vencedora del cansancio en la labor que demanda el incapacitado, para rehabilitar la luz donde las sombras de la miseria intentaron acomodarse en la ignorancia del poder que abarcan sus dedos, del amor que se racima y extiende donde la sombra de la soledad amenaza con implantar la dictadura  del dolor. Sus pies son sencillos rodelas que siempre van, con ilusión y alegría, desprovistas de cualquier melancolía, al encuentro del calvario diario de una familia destrozada por el desamor,  al valiente enfrentamiento con el sufrimiento de una casa desestructurada por la ignominia del paro, al auxilio de los niños a los que esta sociedad condena al abandono y al desarraigo, a certificar el mandamiento evangélico de dar de comer al hambriento y de beber al sediento, de vestir al harapiento y acoger al desahuciado, al negado por las codicias de los hombres.

Profesan la pobreza para enriquecer las almas de sus hermanos, huyen del mundanal ruido para instalar la serenidad en los espíritus, piden con la humildad que proclaman sus voces para entregar sin medida, nada suyo tienen y cuanto tienen reparten, llaman a todas las puertas y todas las puertas se abren cuando intuyen la alegría que se asoma por su encuadre. Sus posesiones son  un legado de cariño, un mandato de satisfacción, la herencia que reciben es el pago por su amor, son oraciones que van desde coro hasta el patio, desde la arcada del pórtico hasta la cripta donde duerme Madre Angelita, donde sueña Madre María de la Purísima.

Aunque el ocaso se implante en el horizonte, cuando salen ya son sol, porque buscan la alegría de la entrega y del tesón, en las miserias humanas, de proclamar la palabra del Señor con la humildad de sus manos, y escribir el Evangelio con la tinta del sudor. No hay esfuerzo que no suplan con la firmeza que se van conformando, con puntadas valor y con hilos estoicismo, en los tejares del amor. No hay sufrimiento en ellas y si entrega y veneración. Dignifican sus esfuerzos dando sentido a las vidas, a los ojos que las miran y las admiran.

Con estas premisas, y el aroma de la bondad dibujada en sus sonrisas, llegaron al templo donde mejor reflejo tienen sus obras, donde se acoge y venera el mandato que ellas incesantemente pregonan, sin lisonjas y sin piropos, promulgando sólo sus obras les basta y les sobra gloria, el lugar donde sus muros recogen la ley de estas mujeres santas que son Madrinas de Ella, Ley de Dios que enarbolan y que por no ser de hombres tiene mayor valor, Luz de luz que alumbra al mundo, Luz de luz que al mundo asombra. Santas mujeres que piden, los torpes hombres otorgan vencidos por la razón de un compromiso de amor que firmaron con Dios mismo para que Dios se mostrara en los peores abismos. A qué negarse al axioma, a qué perderse en entuertos que sólo procuran demoras, al deseo del encuentro de la Virgen con las vírgenes.

Los caminos se reducen y van menguando distancias si se camina con fe, si se avanza con firmeza. ¿No son ellas mensajeras de Esperanza y es la Virgen su proclama? ¿No es María Santísima el espejo de estas santas? ¿No estará Sevilla entera, con las Hijas de Sor Ángela, cuando consagren sus obras y la proclamen Beata? Hace ya casi un año y como en una mañana de abril, aunque septiembre mediara, la Virgen volvió a ponerse una toca blanca y hacer mayor y mejor su mensaje Esperanza.

Esta entrada fue publicada en HERMANDAD DE LA MACARENA, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s