DEMOS TIEMPO AL TIEMPO PARA QUE DÉ o QUITE RAZONES

                                                                                       

Hay veces en las que se nos presenta, o se nos intenta presentar, la realidad de manera distinta a cómo la estamos viendo, con un doblez que no tiene otra intención que soliviantar el ánimo de los que pensamos que el tiempo da y quita razones, imponiendo la veracidad en un camino que no tiene más que un sentido. No se puede engañar la evidencia intentando banalizar acontecimientos que han tenido repercusión social y que están recogidos en los diferentes medios de comunicación.

            Hace ya mucho tiempo que el ayuntamiento sevillano mantiene un déficit de credibilidad por las actuaciones que acometía, dejando en evidencia la imagen de esta ciudad. Ese es el problema. Que quienes ostentan, por delegación popular, no lo olvidemos, una representación oficial, no sólo son productos de la chanza y de recochineo popular, sino que ponen en un brete a la institución que tienen el honor de representar e incluso, por sus malas artes y desgobierno, pierden la credibilidad de quienes le habían conferido su confianza.

            La sociedad sevillana ha tenido la mala suerte de tener que soportar, cuando no padecer, a una ralea de políticos que se han distinguido por su inutilidad, por su inherente descaro en la toma de decisiones, perjudicando a sus propios votantes para beneficiar a los más próximos en sus círculos. Es sin duda alguna, esta manera de actuación, la que ha motivado el descrédito y la estigmatización de estos  gobernantes afines al partido socialista y a sus aliados de Izquierda Unida, especialmente a éstos últimos y a su cabeza principal, D. Antonio Rodríguez Torrijos, que accedió a coliderato de la ciudad, con un pírrico número de votos, tras el enjuague maquiavélico de una coalición con los socialistas, que aceptaron el chantaje para poder seguir ostentando –aún al excesivo precio político que habrían de pagar- el bastón de mando de la ciudad.

            Por eso me extraña mucho escuchar algunas voces que ponen en duda las primeras medidas tomadas por el nuevo gobierno de la ciudad y me escandaliza aún más que hasta se haya elaborado una página web cuyo principal objetivo es ir fiscalizando la concreción de las promesas que ha realizado Juan Ignacio Zoido, durante el proceso electoral.

            Han pasado solo poco más de cien días, desde que tomara posesión de su cargo, y ya está intentado demonizar las actuaciones efectuadas hasta la fecha, acciones que dicho sea de paso, eran previsibles. Sostener una fundación como la DeSevilla, la oficina de la bicicleta –yo soy un entusiasta defensor del uso de este medios de transporte en la ciudad- o de Sevilla Global, significaba lastrar los presupuestos municipales cuando sus servicios podían asumirse en otros sectores de la administración local. Este lógico desvío, o su total supresión en otros casos, supondrá un ahorro en efectivos y en personal.

            Criticar las actuaciones y las decisiones del gobierno municipal es una opción lógica, y en muchos casos necesaria. Pero lo que no puede ser lícito ni adecuado, cuando se trata de vulnerar la honorabilidad de las personas, es que ya se estén pronunciando y enjuiciando las actuaciones, por algunos voceros de esta ciudad, como revanchas personales de unos, los que han asumido el poder y se han encontrado con estos despropósitos, contra otros, que han dejado a la ciudad implantada en un caos social y administrativo. Lo que se ha realizado hasta la fecha es imponer la razón y la sobriedad sobre el desbarajuste y el despilfarro. Los números y sus documentos están ahí, delatando las actuaciones de quienes las acometieron. Aquí no valen paños calientes que alivien sus heridas. Poca defensa tienen por la contundencia de las pruebas. Ni negar responsabilidades. Lo coherente, cuando una enfermedad amenaza con matarnos, es intentar poner remedio con los medicamentos adecuados. Si hay que amputar se amputa antes de que nos corroa gangrena. Demos tiempo al tiempo, que es el que da y quita razones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SEVILLA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s