CARTA DE LOS REYES MAGOS

                        Queridos sevillanos.-

 

Como cada año esperamos con inusitada ansia la llegada del seis de enero para cubrirnos del cariño y el amor que nos profesáis. No sabéis cómo anhelamos ese encuentro personal, ese contacto trascendental que mantenemos y el creciente orgullo que experimentamos cuando nos entronizamos en las carrozas, que con tanto cariño preparáis, para discurrir por las calles de esta ciudad que es puro y mero encantamiento.

Son las horas de los días previos un sin vivir constante. Un hormigueo que nos va consumiendo sin remisión porque es parte de nuestra vida, un compromiso aceptado y contraído motu proprio, con el fin de hacer partícipes de la ilusión a todos cuantos sueñan con nosotros, a todos los que mantenéis la confianza en nuestra verdadera y certera existencia.

Nunca engañamos a nadie, que somos meros heraldos de un mensaje que nos llega de la Divina Providencia, nuncios de la proclamación de la gran alegría, que hace veinte siglos nos fue deferida por un Niño para su extensión entre el género humano y sabemos que por ello nos reconocéis. Nunca supimos que era el descanso pues siempre, hasta aquel glorioso día que reconocimos a Dios en un humilde pesebre, estuvimos dedicados a nuestros menesteres, inmiscuidos siempre en nuestras investigaciones en la búsqueda de la verdad. Grandes esfuerzos tuvimos que acopiar para poder dar a conocer nuestros estudios y conclusiones, para conformar nuestros pensamientos astrológicos y científicos en una época en la que los medios y los instrumentos de observación y medición no gozaban de la exactitud y minuciosidad para la medida y comprobación de los conocimientos que se nos mostraban. Años y años de laboriosa y tenaz dedicación para concluir en la Verdad que se nos quería mostrar. Y cuando La encontramos quedamos bendecidos para la eternidad con el único fin de proclamar el mensaje de amor que se transfiguró en aquellos pequeños ojos que brillaban con todo el poder de la gracia de Dios.

Siempre nos hemos mostrado dispuestos a cumplir con cuanto se nos demanda, y complacemos en todo aquello que se nos pide y está en nuestras manos. Sí, sabemos que algunas veces vuestras peticiones no se han resuelto del modo que esperabais. Trabajamos durante todo el año para acercarnos a vuestros deseos. Cotejamos siempre las necesidades que os rodean y elevamos nuestras consideraciones a la generosidad mancomunada de la humanidad. El don que nos fue dado, procuramos utilizarlo de la manera más racional posible. Vuestra alegría del día cinco de enero, el brillo de los ojos de un niño, la mano que se alza en busca de la golosina que aletea en el espacio para transmutarse en un hito de ilusión, vuestras voces henchidas de alucinación pronunciando nuestros nombres son nuestro verdadero y único pago. Tampoco aspiramos a más. Todas las riquezas materiales del mundo no las cambiamos por la mirada de un padre, todo el oro del mundo no tienen valor ante la caricia de una madre que sostiene a su hijo en brazos fomentándole la alegría y formándolo en los valores que siempre deseamos transmitir.

Por eso, nos ha causado una tremenda desazón comprobar la utilización vulgar y prosaica de nuestra imagen para publicitar y fomentar, y es algo que escapa a nuestro entendimiento, el turismo durante el periplo navideño en Sevilla, esta ciudad que tanto nos quiere y aprecia, que tanto queremos y apreciamos y que llevamos impregnada en nuestras almas. Sabed, que esteremos repartiendo la ilusión, a grandes y pequeños, el próximo cinco de enero y que en la madrugada siguiente volveremos a esparcir las gracias que nos fueron concedidas, en vuestros corazones. No entendáis esto como una queja, como una reprimenda, pues donde fluctúa el amor, por donde discurre el cariño y el afecto mutuo, no tiene cabida ni el rencor ni la inquina y sí siempre el ánimo de intentar corregir los errores.

Siempre vuestros

 

Melchor, Gaspar y Baltasar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESPAÑA, HERMANDAD DE LA MACARENA, SEVILLA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s