¿Existe el futuro?

futuro1 (1)Uno no sabe ya que pensar cuando repasa los diarios y se encuentra con declaraciones y noticias de nuestros políticos, sobre nuestros políticos. Todo en el país son desajustes y precariedades morales de las que no tienen culpa porque han sido motivadas por los que antes estuvieron y éstos condenaron a aquellos cuando tuvieron el poder. La casa sin barrer.

Ahora resulta que los que propiciaron este desastre, que nos engañaron con manifiestos en los que aseguraban que nuestra economía se sustentaba en continuo crecimiento, en la seguridad de las reservas del estado o en potenciación de la marca del país, resuelven que los millones de parados proceden de la mala gestión del gobierno actual, que también se está cubriendo de gloria.

En el inicio de este desastre económico, ahí deben estar las actas del congreso de los diputados y del senado de la nación, el Sr. Zapatero aseguraba que teníamos la espalda cubierta, que nuestra situación no alcanzaría la precariedad de la que se comenzaba a vivir en Grecia, significando especialmente la fortaleza de la zona euro frente al valor de otras divisas. Algunos meses después, cuando millones de familias comenzaron a verle las orejas al lobo, y el desplome del sector de la construcción, con el estallido de la burbuja inmobiliaria, vimos con estupor como la situación del país se debilitaba hasta necesitar medidas contra el desbordamiento de las previsiones; o mejor dicho, contra el hundimiento de esta nave, sólida y férrea nos vendían, podrida y herrumbrosa en realidad, que es España.

Se fue a pique por la penosa y mala gestión de un gobierno socialista que puso el bienestar de la nación en manos de especuladores, de estafadores que manipularon el estado económico con la implantación de empresas inmobiliarias que ofrecían productos inaccesibles para el común de los ciudadanos haciéndoles creer que estaban a su alcance. Para ello se aliaron con las entidades bancarias que comenzaron a mover el mercado con efectos de financiación a largo plazo, con hipotecas que condenaban a sus suscriptores, con clausulas abusivas y amorales, a la penalidad y la pobreza. Cientos de miles de familias se han visto abocadas al abandono de sus viviendas, sin que este gobierno haya proferido ninguna ley, ningún acuerdo para que la sangría se ataje. Cientos de miles de familias que han visto como se les deshacía la vida en un día, cuando les hicieron entrega de la carta de despido. Cientos de miles de familias que subsisten gracias a la ayuda de instituciones no gubernamentales, extrañamente el noventa por ciento de ellas, de carácter religioso, y del auxilio de la familia más inmediata. Estas son las consecuencias que trajeron aquellos malos gobernantes y que son incapaces de atajar los actuales.

Ahora leemos, ya sin pizca de asombro, una capacidad emocional que quedará para el circo, que los colegios andaluces, recuérdese que esta región está gobernada, desde hace más de tres décadas por socialistas y comunistas, dan de comer a más de doscientos mil niños, cuyas familias no pueden atender. Les recuerdo a nuestros afables dirigentes que existen la leche en polvo y las barricas de los salados de arenques, que eran el sustento principal de nuestros sufridos padres y que nos dirigimos al estado de pobreza que ya conocieron ellos. No es cuestión de sacar conclusiones, ni de establecer comparaciones con otras épocas. Es sencillamente que la situación nos ha desbordado. Que hay padres que no tienen qué dar de comer a sus hijos, que se ven abocados a la caridad, menos mal, para poder sobrevivir.

¿Es ésta la sociedad del bienestar que nos prometieron? ¿Es ésto para lo que luchamos, con tanto ahínco, con tanta ilusión, antes y después del término del anterior régimen? Por favor, al menos que no nos engañen con falacias y falsas esperanzas. Llevan un lustro, unos y otros, pregonando que esta situación revertirá en un año o en próximo, conjeturando la luz al final del túnel. El próximo plazo lo han situado a finales del 2016. ¿Podremos sobrevivir hasta entonces?

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en ESPAÑA, POLÍTICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s