Críticas y cofradías

CRÍTICAS Y COFRADÍAS  En esta ciudad hay cosas que no cambian. Afortunadamente, en algunos casos, se mantiene el tono racional de las críticas sobre actuaciones puntuales. Pero en la mayoría de las ocasiones continuamos inmersos en la noble y fecunda tradición de estigmatizar al primero que tiene la valentía de mostrar su punto de vista sobre los más diversos actos. Los comentarios o las críticas, que debieran servir para instruir y avanzar, se convierten en afilados dardos, en la mayoría de las ocasiones envenados, para procurar mayor dolor y desolación.

Si alguien hace pública su opinión sobre el gobierno municipal, sobre la gestión que realizan las diferentes delegaciones, pues a correrlo a gorrazos o minusvalorizar el trabajo y su escarnio público. Que te muestras a favor de ello, pues eres un adjunto al ideario y te aprovechas de los réditos de la opinión; que te muestras en contra, peor. Entonces los calificativos suben el tono y lo que eres es un resentido, al que han quitado la mamela y no tienes mayor preocupación que mostrar la ofuscación por ello. O sea, aquí te llevan al tercio de varas, sin que nadie mal interprete el sentido de la frase, sin estudiar el ámbito en el que se desarrollan los comentarios, y el picador de turno, al que no hay maestro que le diga lo que tiene que hacer, te mete un puyazo en todo lo alto con el fin de sigas humillándote ante sus magnificencias y por el valor de ser poseedor absoluto de la verdad.

Lo medios de comunicación han prestado siempre una extraordinaria atención a todo lo referente con el mundo de las cofradías. Han informado con puntualidad sobre cultos y actos que organizaban las hermandades, sobre los itinerarios y los estrenos que esforzadamente realizaban. Unos años acá, hay un sector de la prensa sevillana, que viene realizando una gran labor en la difusión y propagación de cuánto sucede en la vida cotidiana de las hermandades y cofradías. Entiendo que a nuevos tiempos, nuevos métodos. Hay que adaptarse a las nuevas tecnologías y a una demanda informativa que exigen los lectores, oyentes o telespectadores. Y la verdad, la mayoría lo hace con una dignidad absoluta, con una profesionalidad que les honra, con una limpieza extraordinaria. Y éso que a veces me cuesta entender lo que interesará que el secretario o un prioste se compren un coche, se vayan de vacaciones a Venecia o frecuenten un lugar de esparcimiento.

Lo que no es de recibo es la vulgarización y las malas artes de algunos, intentando imitar a los que realmente lo hacen bien, en sus comentarios y sus afirmaciones, sacando a la luz pública verdades a medias, que todos sabemos lo que terminan siendo, tergiversando una declaración o sacando punta a unas palabras que emiten con la sinceridad y honestidad de quienes van a las cofradías a servir, que suelen ser a los que atacan, y no a los que van a servirse, que curiosamente son alabados y bendecidos e incluso suelen terminar cayendo bien, aunque hayan dejado una roncha económica insuperable, en varios mandatos, o la vida de hermandad resquebrajada, partida. Hay algunos que confunden la verdad, o la mal interpretan, que es peor.

En las redes sociales suele pasar lo mismo. No. En las redes sociales es peor. Ahí no hay límite. Se injuria con gratuitidad, se vilipendia y se libela a discreción. Se insultan a personas que no tienen otro pecado que decir lo que piensan, con honestidad, que no esconden sus sentimientos, que son tan sencillos que hablan con el corazón. Ahí van a degüello. En la mayoría de los casos, asómbrense, sin tener idea de lo que tratan. Nada importa la gestión que puedan realizar, ni la labor pastoral que implantan en sus hermandades, ni otorgan valor, con las estrecheces que se viven en los actuales momentos, a las partidas que dedican a socorrer, no sólo a sus hermanos, sino a casi todos los que llaman a las puertas de una casa donde se socorre al hambriento, se da de beber al sediento y arropa al harapiento. Y que cada uno entienda lo que quiera.

No es de recibo que se maltrate a quienes vienen a cumplir, por muy tópico que pueda parecer, con los mandatos de Cristo. Hay que saber qué se hace en las hermandades, cómo se trabaja en ellas, cómo desarrollan y se las ingenian para mantener viva una comunidad, en la que no se obtiene otro beneficio que la de compartir y sentir la fraternidad que nos ha sido enseñada por Cristo. Parece que todo es criticable. Debe ser el desconocimiento. Algunos realizan citas evangélicas que apegan a sus intereses para la denostación, pero que no ejecutan. La asistencia social de mi hermandad dedica una gran parte del presupuesto de la misma a socorrer y auxiliar a nuestros HERMANOS, que suelen ser en su mayoría personas que NO figuran en la nómina de hermanos. Varios cientos de miles de euros que hacen posible la normalidad en esta anormal situación por la que atravesamos. Y ésto no es faltar a la citación evangélica, que lo que haga tu mano izquierda que no lo sepa tu derecha. Ésto sencillamente son datos que deben conocerse para no entablar discusiones baladíes, para que nadie se lleve a engaños con la publicación de las estadísticas económicas, ni tergiverse las manifestaciones de los que tienen el honor, pero la gran responsabilidad, de dirigir las hermandades, que no hace falta recordar que ya ha habido algunas, en las que no se han presentado candidatos para efectuar el relevo. Por algo será.

Valoren, quienes tengan que valorar, lo que significa esta dedicación de las cofradías sevillanas. Vayan al fondo de estas actuaciones y simplifiquen sus críticas. Que todo es muy fácil. Lo difícil es perder el tiempo buscando los tres piés al gato.

Galería | Esta entrada fue publicada en SEMANA SANTA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s