Mal ejemplo, señor Valderas

VALDERASLa incompatibilidad de los cargos públicos no tiene nada que ver con la del funcionariado. Es algo que no se puede explicar, algo inaudito y hasta vergonzoso. Y eso es extensible a la moralidad y honorabilidad de sus señorías, que en la mayoría de las ocasiones justifican sus actuaciones con hechos tan inauditos como extraordinarios. Hace unos días asistíamos, deshechos en el asombro más sobrecogedor, a los gritos que proferían los indignados trabajadores de Mercasevilla, a los concejales del Partido Popular, que salían del edificio consistorial, deseando la muerte de los hijos de capitulares que rigen, con mayor o menor fortuna, no lo vamos a discutir ahora, los designios municipales. Desear la muerte ya es triste, una derivación emocional ante la impotencia o la desconsideración. Pero deseársela a los hijos es la manifestación más indigna con la atacar. Lo lamentable es que el hecho se produjo en presencia de la representación municipal de Izquierda Unida y no hicieron nada para detener o reprender esta inaceptable manifestación del más acérrimo odio.

Ahora salen a la luz acontecimientos que contradicen las manifestaciones y las proclamas populista que viene realizando el partido de la izquierda más retrógrada y anquilosada. Se han convertido una especie de adalid, venidos a menos, en la lucha contra los bancos, contra los desahucios y contra las injusticias que cometen con indefensos clientes. Especialmente favorecen las actuaciones para evitar los desahucios, con los que proceden las entidades financieras, contra quienes no pueden hacer frente a los pagos de los préstamos hipotecarios y que se han visto sorprendidos por los efectos de la crisis, aquellos cantos de sirenas que nos hicieron creer en la benevolencia de estos nuevos prestamistas y usureros. Pero la sorpresa viene dada por la noticia que aparece en los medios de comunicación, haciendo mención a la compra de una segunda vivienda por quien fuera coordinador de Izquierda Unida en Andalucía y presidente del parlamento andaluz, Diego Valderas, líder y principal autor de las intervenciones contra los bancos e instigador de la Ley andaluza para la paralización de los desahucios, en nuestra comunidad autónoma. Una transacción económica que no tendría ninguna trascendencia pues cualquier ciudadano está en su derecho y siempre que sus posibilidades se lo permitan, de adquirir una segunda vivienda como se referencia en este caso.

Sin embargo, el vicepresidente de la Junta, que entonces era presidente del Parlamento tras quince años como alcalde de Bollullos, no adquirió directamente la vivienda a su propietario, sino que lo hizo tras la correspondiente subasta judicial en un procedimiento seguido en el Juzgado de Primera Instancia número uno de Huelva. Las dos primeras pujas quedaron desiertas y a la tercera sólo concurrió El Monte como demandante, que se la quedó por un valor de cinco millones de pesetas como pago de la deuda que mantenía el propietario.

Según las certificaciones del Registro de la Propiedad de Almonte, Diego Valderas y su esposa se hicieron con aquel inmueble anexo al que ya poseían desde 1991 el 25 de mayo de 1995, un dato que corrobora la certificación del Catastro. Y en la transacción pagó 31.102,38 euros, cinco millones de pesetas, lo mismo que había abonado la caja en la citada subasta. Tres millones menos de los que le pedía su propio vecino, que tuvo que irse con su mujer y sus hijos a vivir a casa de sus suegros, donde sigue residiendo actualmente, y seguir pagando la deuda.

Mal ejemplo es éste, señor Valderas, cuando se intentan encabezar iniciativas para evitar las injusticias. Mal ejemplo éste de aprovecharse de las desventuras y miserias de sus vecinos. Para proferir y pedir justicia hay primero que dar ejemplo y usted no ha hecho lo que predica. Mal ejemplo señor Valderas.

Galería | Esta entrada fue publicada en ANDALUCÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s