La Esperanza de Joaquín Caro Romero

joaquín caro ¿Quién, si no tú Joaquín, para encontrar la palabra precisa, la rima exacta y la emoción concisa? ¿Quién para alabar a la Virgen con las décimas que construyes en forma de flor, pétalos que infringen el proceso de la naturaleza para forjar el mejor jardín y recordarnos que esta Niña que vive en la collación de San, que se asoma al balcón cada mañana, siempre cumple diecinueve años? ¿Quién, Joaquín, puede elaborar la mejor declaración de amor a la Madre, a la Esposa del Espíritu Santo, que se manifiesta en la Macarena con clamores de Esperanza? ¿Quién mejor que tú, amigo mío, para detenernos el tiempo, anclar la memoria en ese universo que se tapiza de terciopelo verde y muestra la redondez exultante de la luna, sutilmente teñida del color del merino, en la madrugada donde los sueños se rebelan para concretarse en la realidad de la Moza de San Gil irradiando esa virtud que hace enloquecer los sentidos? ¿Quién sino tú enamorado de la primavera, que se vierte con cada paso del costalero, para enseñorear la rotundidad del misticismo de una mano que se acerca a la nuestra para guiarnos en el tramo final de nuestra existencia, en el trance que nos lleva a la felicidad final? ¿Quién mejor que tú para recordarnos que la vida reside en el entrecejo más hermoso del orbe, que todo se resume en esa puerta que tiene acceso directo al paraíso donde habita la galanura y el donaire, donde se acogen y habitan quienes profesaron tanta fidelidad al Amor de los Amores?

¡Qué mejor voz que la tuya, poeta de la vanguardia, mentor de los esplendores y trovador de la alegría, para extender la emoción, que se recoge en tus versos, y hacer detonar los sentimientos en el alma cuando cruzas la vista con la mujer que dio sentido a tu vida, que te premió con la paternidad más hermosa y configuró tu exaltada existencia en la tranquilidad de sus manos, en la candidez de sus ojos, en la hermosura de su ser y ampararte en la franqueza del amor que, ya ves, se bifurca de reojo en la búsqueda y aquiescencia de tu otra enamorada, la que viste en tus sueños y reflejaste en tus rimas!

¿Quién puede entender mejor, esta filosofía de la madurez de la belleza, que aflora en aquellos campos donde la ilusión habita, en descubrir las veredas que confluyen en el orto de un templo que es pretil de la gloria? ¿Quién mejor que tu, que La buscas diariamente tras la verja, que musitas romances de enamorado acercando tu mejilla a la forja que nos separa del reino celestial donde se alberga todo el bien del universo, toda la infinita grandeza que nos fue delegada por el propio Dios?

¿Quién mejor que tú. Joaquín, para habilitar el primor que levantan las manos de las mujeres que La rodean, que La convierten en su confidente, que La visten y la arreglan, que La sueñan y la añoran? ¿Quién mejor que tú para entroncar a la Virgen con los sentimientos de la mujer macarena?

Hace cincuenta años, Joaquín, que te embelesó su belleza, que trastocó tus instintos, que partió tu vida para configurar una nueva, que descubriste que tus quimeras no te pertenecen porque son sueños que solo conciernen a Ella, porque cuando se ve no se distingue la realidad de la entelequia.

Hace cincuenta años, Joaquín, que la Virgen te tiene en vela, como nos tiene a los que ansiamos sentir perennemente su soberana presencia. Siempre está próxima esta moza que sabe de la entereza que se guarda en los corazones de la gente de la Macarena, de la gente que como tú, Joaquín, no se cansa de escribirle misivas de amor, palabras que se concilian, que se aviene y se arreglan para conformar la verdad suprema, que tú cantaste un día, de aquel glorioso mayo, que se impuso la presea a la que es Reina del Cielo, a La que todo lo supera, a La que vence a los siglos quedándose siempre en mozuela, asomada a un pretil donde alivia desengaños, donde se aferra la vida, donde se erige el misterio de Niña que siempre cumple diecinueve años.

¿Quién, si no tú, Joaquín, podría definir tan bien este sentimiento de amor y Esperanza que vive en la Macarena?

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en HERMANDAD DE LA MACARENA, SEMANA SANTA, SEVILLA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s