Un sueño cumplido

presentacion madrid Retorna a mí, en esta víspera en la que se verá cumplido un hermoso sueño, aquella portada de Quo Vadis, la genial obra Henryk Sienkiewicz (espero haberlo escrito bien), de la colección Clásicos de Bruguera, el libro que me regaló mi abuela Carmen, por mi primera comunión, con apenas siete años, tendido en el suelo –he perdido la costumbre de tenderme en el suelo- ojeando las páginas e intentando localizar las ilustraciones que acompañaban al texto, aquellas láminas en blanco y negro que nos incitaban a la lectura. Tardes enteras, en los preludios del verano, embebido en aquella aventura, en aquella historia que nos descubría la expansión del cristianismo, en los primeros tiempos, tras la muerte y resurrección de Jesús, y la heroicidad de los romanos que aceptaban el mensaje del Redentor. Fue mi primera novela y me gustó tanto que la volví a leer, años después, muchos años después, otro verano entregado a la lectura y a los primeros romances juveniles. Me enganchó a la literatura. Y lo que es peor, me captó para intentar escribir historias que emocionaran a otros, que embaucaran a otros y conformar una cadena interminable, que sirviera para construir un mundo mejor y más justo. ¡Ay, las utopías juveniles! Seguí leyendo todo lo que caía en mis manos. Durante decenas de años empapé con historias que fueron abriendo mi mente y cimentando las ansias por escribir y romper con la atonía que nos marca la vida, y sólo se fragmenta con la familia y unos pocos amigos. Así descubrí muchos autores, Milan Kundera, Homero, Esquilo, Dante Alighieri, Miguel de Cervantes, Boccacio, San Juan de la Cruz. Cristopher Marlowe, William Shakespeare, Moliere, Víctor Hugo -¡qué grande!- Charles Dickens, Goethe, H.P. Lovecraft, Arthur Rimbaud, Baudelaire, Oscar Wilde. Hans Christian Andersen, Henrik Ibsen, Alejandro Dumas, Edgar Allan Poe, Luigi Pirandello, Eugene Ionesco, Jean Paul Sartre, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges –que tuve la suerte de estar presente en una conferencia que dio en nuestra ciudad, a principio de los años ochenta-, Julio Cortázar, Octavio Paz, Gabriel García Márquez -¡el más grande!- Rubén Darío- “…Margarita, está triste la mar…” Lope de Vega, Juan Rulfo,  Emile Zola, Gustave Flaubert, Albert Camus, Bertolt Brecht, Franz Kafka, Tennesee Williams, Ernest Hemigway, Alfredo Bryce Echenique, Mario Vargas Llosa, Rómulo Gallegos,  Antoine de Saint Exupery, Julio Verne, Julio Cortázar, Miguel Ángel Asturias, Gunther Grass, Fyodor Dostoevsky, Stendhal, Simone de Beauvoir, Rabindranath Tagore, Rainer Maria Rilke, Alejo Carpentier, Ramón del Valle Inclán., Federico García Lorca, Luis Goytisolo, John Steinbeck. Marcel Proust, Scott Fitzgerald, James Joyce –creo que soy de los pocos que conozco que leí entero Ulises, y me gustó. Debo ser raro-, Walt Withman, Camilo José Cela, Carlos Fuentes, William Faulkner, Augusto Roa Bastos. Guillermo Cabrera Infante, José María Merino, Luis Mateo Díez, Luis Landero, Antonio Muñoz Molina… y también que mi pasión residía en rellenar folios en blanco y construir historias.

La madurez, con sus compromisos y obligaciones, hizo que algunas de mis novelas durmieran en un cajón. Un día tomamos una decisión. Y utilizo la primera persona del plural porque sin Lola y Margarita, sin su apoyo incondicional, sin la sustracción de algún bienestar, no habría llegado a esta meta fantástica donde habitan mis sueños, estas ilusiones que quiero compartir con ellas, con las personas que han estado a mi lado en tan difíciles momentos, en Jirones de Azul, que confió en mí.

En fin de semana, presentaré mi libro en la capital de España, gracias a mi queridísima Hermandad de la Macarena de Madrid, y estaré en la Feria del Libro de Madrid, firmando ejemplares de mi primera novela El Secreto de la Esperanza, en el mismo espacio que han pisado y expuesto sus obras los mejores autores contemporáneos. Se ha cumplido uno de mis sueños. Tengo que dar gracias a Dios por ello porque sé que no todos los que crean mundos, inventan historias magníficas, escriben y recuperan sus vidas en el blanco del papel tienen una oportunidad como la que se me ofrece a mí. Soy afortunado por compartir espacio con quienes idolatro, con mis autores favoritos. ¡Estaré presente en la Feria del Libro más importante de España! ¡Qué nervios! Se cumple uno de mis sueños. Por siempre gracias abuela por regalarme ¡Quo Vadis!

Galería | Esta entrada fue publicada en CULTURA, LITERATURA, RECUERDOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un sueño cumplido

  1. manuela loureuro cruces dijo:

    Que tenga el mismo éxito que en Sevilla enhorabuena,un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s