Cuando puedo vuelvo

coria del ríoUno siempre sueña con vivir donde nace. A veces la vida va girando en torno a las circunstancias, en torno a las necesidades que muchas veces, incluso, nos van marcando la ruta a seguir por un mundo que no tenemos por nuestro aunque nuestros pies pisen sus suelos. Uno no es de donde, decía un escritor jiennense hace unos años, sino de donde va dejando sus huellas. Y efectivamente, así suele ser. La nación nos la impregna el día día, el transcurrir de las horas, la cotidianidad permanente, la actividad profesional que ancla nuestras vidas a ese suelo, a las piedras, que se aferran a nuestro ser, convirtiéndose en cordón umbilical para instalar esa afinidad que conmueven el estado de ánimo y lo introduce en el tiempo hasta hacernos creer que siempre hemos estado ahí, que es nuestro, que nos pertenece. Y es verdad.

Yo tuve la tremenda suerte de nacer, y construir la mejor patria de un hombre, en el mismo lugar, en los mismos lugares donde compartía la infancia, esa ingenuidad que imprime carácter y fosiliza en el alma los mejores sentimientos, Yo nací en Coria del Río porque las circunstancias vitales de mis padres así lo exigían. Vi la primera luz en la primavera nítida de la ribera, con el aire húmedo, la brisa clara que sube por el río, que atraviesa el ambiente y lo impregna del salobre ahora que procede del Atlántico, que curte los rostros de los pescadores que mecen sus sueños y ambiciones en la cadencia de la falúas que reposan en las orillas del Guadalquivir. Yo nací en Coria del Río y estoy orgullosos de ello, del don de la Providencia que arrastró a un matrimonio joven a estancar sus primeras ilusiones en un barrio nuevo, en una barriada que mantenía toda la idiosincrasia de la cercana ciudad, de la Sevilla más íntima y querida, porque se fueron instalando en ella otros muchos con las mismas eventualidades, porque tenían que cubrir esas mismas necesidades. Una causalidad que contrajo una gran alegría.

Yo nací en Coria del Río y celebro ese paisanazgo que entroncó en mi alma con tantos artistas, con tantas celebridades, con futbolistas que encontraron en su desmedida cadencia la mejor esencia de ese deporte, el balompié elevado al arte con trece barras verdiblancas, de pintores y escritores que fueron dignificando su elegancia con el apellido de su pueblo, de los descendientes de aquellos que llegaron del lejano oriente y ya no quisieron marcharse porque aquí encontraron el paraíso que iban buscando.

Yo soy de Coria del Río. Siempre lo fui pregonando, siempre señalé mis orígenes. La memoria es el mayor de los bienes del hombre. En ella residen los primeros juegos, las primeras ilusiones, el rostro de los amigos, sus risas, sus llantos, sus alegrías y penas, con los que compartimos la fantasía de un mundo nuevo, de un universo donde se fundamentaba el sentimiento primero de la mejor amistad. Fundiéndose con el recuerdo vienen aquellos días. Prendidos en la añoranza cabalgan los sentimientos que se fijaron al suelo cuando marchamos, las lágrimas del tiempo que se quedaba atrás conforme avanzaba aquel coche que nos alejaba de la infancia para asentarnos en la primera mocedad.

Siempre que puedo vuelvo y recorro los espacios que fueron ajustando mi vida. El río, el parque, las estrechas calles, todo tiene un lugar en mí. Los años solo han conseguido ampliar la evocación. Discurriendo por sus bocacalles, por sus pasajes y los viejos callejones, que han mutado por mor de esas cosas que envilece la modernidad, suelo perderme en el solitario paseo. Siempre que puedo retorno para no perder mis esencias, esa infancia que es la patria del hombre.

Galería | Esta entrada fue publicada en RECUERDOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s