El canguelo de Podemos

podemosyloscuatro            Yo creo que le ha entrado el canguelo, como se dice por estos lares. Empezaron a prometer cosas que ni ellos mismos se creían, proposiciones que vagaban desde sus labios al mismísimo limbo. Era fácil pronunciarse y denunciar a quienes se encontraban, y siguen encontrándose, en el poder. Es fácil a contracorriente cuando no se tiene ninguna responsabilidad. Es fácil posicionarse con los que nada tienen y jugar con sus sueños, alterar la sensibilidad para acaparar atención. Es fácil señalar a la sociedad en la que viven y acorralar el escaso bienestar con ejemplos poco recomendables tomados del otro lado del Atlántico. Todo éso es muy fácil cuando se trata largar por largar. Lo difícil viene ahora, cuando han pasado a convertirse en una fuerza callejera, con asambleas en plazas y esquinas, en un partido con todo el organigrama que ello conlleva, con presupuestos y necesidades económicas que, sin ningún tipo de dudas, solicitarán al estado, ese que vilipendian  constantemente.

Y digo que les ha entrado el canguelo porque ya varios de sus prohombres, que estiraban sus dedos acusatorios contra cualquiera que oliera a estamento gubernamental, a castas, que les gusta llamar, están siendo investigados por algunas irregularidades financieras en sus ambages profesionales. Enseguida se han parapetado en la consignación de sus idearios. Sus casos nada tienen que ver con el saqueo a que está siendo sometido este país, porque su rapacidad es mucho menor a las que ellos señalan. Claro, éstos son de ellos y tienen moratoria para realizarla. Pues que tengan mucho cuidado que el que anda con miel se chupa los dedos. Y además, hay jurisprudencia en la trayectoria jurídica de este país en la que se pena mucho más el robo de una gallina, que dejar vacías las arcas de las instituciones, ayuntamientos o consejerías, o la utilización fraudulenta de una tarjeta de crédito por una madre desesperada y que usa para comprar comida y pañales para sus hijos que la utilización distinguida de tarjetas sin fondo, cientos de  miles de euros, que suman millones, y que pagan los contribuyentes con sus impuestos y los clientes con sus comisiones.

Esta segmentación de intereses es lógica en el ideario comunista que defienden. La historia siempre se repite y para desgracia del ser humano, en sus vertientes menos progresistas, siempre la más coactiva. Cierran filas en torno a los suyos, justifican sus acciones con el corporativismo e intentan explicar lo inexplicable. El rasero no es el mismo que utilizan contra sus oponentes. Exigen dimisiones y restituciones peor no se aplican el cuento en ellos mismos. Se defienden como gato panza arriba y se molestan cuando les suministran su misma medicina. Pueden criticar con la libertad pero se revuelven cuando otros hacen uso de esa misma libertad para fiscalizar y hacer públicas sus presuntas irregularidades. Bienvenidos a la realidad, señores de Podemos.

Estas convulsiones de prepotencia y suficiencia son el resultado de sus manifiestos despóticos y autócratas, de sus declaraciones atípicas que afrentan al dolor de muchos que han padecido la violencia en sus carnes, de muchos que han visto como seccionaban sus familias a base de tiros y coches bombas, de cómo veían marchar a sus seres queridos a realizar unas simples compras en un hipermercado y al otro día asistían a sus pompas fúnebres sin ni siquiera poder dar un último beso a sus hijos, esposas o maridos. En estas falacias andan estos señores, alegrándose de la suelta de individuos que han asesinado a muchas decenas de personas, cuando fueron condenados a miles de años por tan viles e innecesarios crímenes. Si así se manifiestan no tendrán ningún pudor, ni vergüenza, en jugar con los sentimientos de quienes les oyen prometiendo cosas y acciones que saben no van a poder cumplir, porque la utopía es un estado onírico que jamás llega a concretarse, al menos en lo que concierne al ser humano y sus opciones de supervivencia.

Incapaces de aceptar la menor crítica, a su “modelo perfecto” se molestan cuando les recriminan sus manifestaciones públicas. Son síntomas de decadencia, sintomatología que adelanta la propia putrefacción de un ideario tan antiguo e inservible que ha sido incluso defenestrado por quienes lo instauraron, en los inicios del siglo XX.

Empiezan desde el mismo punto que ellos han marcado. Podemos, una posible alternativa a la dualidad política de este país, puede ser la gran decepción de muchos que han creído en la panacea que ofrecían en sus discursos y mítines callejeros, donde la necesidad y la pobreza tiene todo asiento y cualquier charlatán, con ínfulas de poder, puede adquirir la condición de héroe jugando con los sentimientos y las necesidades sin importarles que sus promesas jamás podrán ser atendidas. Hace muy poco oí una frase, rotunda y contundente sobre el desencanto que planea por el país, que bien pudiérase aplicar a los gerifaltes de Podemos. Todo el mundo va a lo suyo menos yo… que voy a lo mío.

Galería | Esta entrada fue publicada en POLÍTICA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El canguelo de Podemos

  1. Jose dijo:

    Cuando se habla de Podemos, todo vale, no hay limites y después de leerle (algunas cosas muy coherentes) no me queda mas remedio que entonar el “más de lo mismo”. Es evidente la inmadurez de la formación en esto de la política, pero igual de cierto es que muchas de las propuestas de las llamadas inviables, algunos partidos se las adjudican como suyas, no dudan en levantar la voz para advertirnos a todos que esas medidas tan efímeras ya las habían propuesto ellos hace mucho tiempo.
    Por otro lado pensar que alguien (incluso Pablo Iglesias) puede alegrarse, literalmente de la salida de los presos etarras me parece un pensamiento ruín. Quizás sea el único que hasta el momento ha tratado tan serio problema, de frente, sin esconderse. Otros magníficos presidentes nos hacían ver que no había perdón y a nuestras espaldas, liberaban y acercaban a los presos vascos.
    Es muy cierto que sea fácil prometer y convencer en tiempos difíciles, pero cabe recordar que absolutamente todos lo han hecho, si Podemos resulta ser un partido más, yo seré el primero en retirarles mi confianza, hasta entonces tienen el beneficio de la duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s