Religiosidad popular

DSC03725La religiosidad popular es un advenimiento que viene concentrándose en el espíritu de esta ciudad desde tiempos remotos; un hecho de tan raigambre que ya forma parte del alma de Sevilla. Quienes somos conscientes de las particulares virtudes que entraña sabemos que es el principal bien de las Hermandades y Cofradías. Sin aquellas expresiones éstas no tienen razón de ser, se pierden en su fin, se desmiembran de sus orígenes. La salida procesional no es hecho fútil, desposeído de religiosidad, por mucho interés que presten algunos en difundir estos actos de piedad como meros espectáculos culturales, ni puede ser un compromiso estético para ser utilizados por los intereses partidistas de los ecónomos de la ciudad, aunque no podemos ignorar que sus repercusiones beneficien a muchos de sus habitantes.

Las Hermandades salen a la calle a difundir el  compromiso evangélico que atesoran en sus entrañas. Esta actitud que pudiera pensarse arcaica cobra en la actualidad visos de una importancia extraordinaria pues son muchos los que empiezan a desligarse de la Iglesia Católica atraídos por otras confesiones cristianas, cuando no absorbidos por la más absoluta desidia agnóstica. Por eso es importante mantener el espíritu que tan sabia y sencillamente nos sido legado. Como parte de la Iglesia debemos hacer protestación pública de nuestra fe, no solo recluidos en nuestras oraciones, o participando colectivamente en los cultos internos de nuestras corporaciones, o asistiendo a ciclos formativos –compromisos éstos personales– sino en la calle donde está el Hermano, tal vez deseando llenar el vacío de su espíritu; tal vez conmovido por lo que está contemplando.

Nuestras Sagradas Imágenes son el vínculo con Dios, con el verdadero Dios. Cuántos más presencien nuestras procesiones más los acercaremos a Él, más posibilidades de contar con ellos en las oraciones, en los cultos o en los ciclos formativos. El fervor popular no es un bien inmaterial, espaciado en el éter; es consustancial al sevillano que aglutina en torno a su devoción todos sus sentimientos para extrapolarlos, para compartirlos con los demás. Amar para ser amado, difundir para que conozcan, impartir caridad para que impartan Esperanza.

Cristo no puede caminar solo por las calles del dolor, necesita de sus hijos, del calor que se obstinan en  sustraerle, de que le presencien Sentenciado aceptando humildemente –que no humillado- los designios del Padre. La Santísima Virgen sabe que la multitud que La acompaña constantemente no llora ni pide gratuitamente, ni son practicantes de santería donosa, que sus súplicas no están cimentadas en caprichosas demandas; cada una de ellas viene con postulados de amor y en la mayoría de las ocasiones envueltas en generosas celosías que benefician a terceros. Es la catequesis de la calles, instrucción que ha de mantenerse y ampliarse. Este milagro se produce anualmente en las calles de esta ciudad que ha sabido mantener y retener  el mensaje evangélico que pregonan sus Cofradías; las calles por las que pasan no son meros escenarios dramáticos en los que se promueve una representación sino son lugares convertidos en reclinatorios, en centros de oración que han santificado con su presencia Cristo y su Madre y que nos llevan a la meditación, a la reflexión del verdadero sentido de la vida. Por eso ha de estar repletos de estar repletos de corazones porque de esta manera, multitudinariamente, se oirá mejor la plegaria y la Virgen podrá llenarnos de Esperanza para que podamos difundirla entre quienes más la necesitan.

Galería | Esta entrada fue publicada en SEMANA SANTA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s