Tyron en nuestra casa

           IMG-20150930-WA0012 La de sorpresas que se lleva uno en la vida. Tyron Lanyster ha llegado a casa. La de veces que hemos pronunciado ese nombre, siempre tratado con la alegría que se le otorga a un héroe de ficción, cuando veíamos las distintas temporadas de Juego de Tronos, la serie mitológica que irrumpió en casa, de la mano de Margarita, y cautivó el sentido de todos.

            Tyron Lanyster ha llegado a casa. Y lo primero que hizo, con esa curiosidad innata de su estirpe, fue recorrer la casa, en su totalidad, e inspeccionar las condiciones de la misma, no fuera ser que no cumpliera con las comodidades básicas de su condición. Fiscalizó la cocina, donde hizo una breve parada. Luego, al trote, recorrió todo el salón, que por sus expresiones de alegría, le sorprendió, tanto en su dimensión, como en sus enseres, los sofás y la mesa principal con sus sillas. En el segundo salón se sintió mejor, incluso más cómodo. En este lugar de la casa todos nos sentimos más cómodos, tal vez porque tenemos conformados sus sillones y el diván a nuestro bienestar. Cada uno, su lugar de reposo; el estante donde reposan los libros; el espacio para disfrutar de una buena película o del fútbol, cuando a uno lo dejan y tiene que partir al éxodo del otro televisor. Pero Tyron, en esta inspección, y en su condición de príncipe, fue tomando posiciones, haciéndose un hueco en cada una de los sitios, que hasta este mismo momento nos siguen perteneciendo o, al menos, hasta que él no tome una determinación y decida reubicarnos a todos. Por lo menos, eso nos han hecho saber quiénes bien lo conocen, porque además no atiende a más razones que a las suyas propias. Estoy empezando a temer por todo esto. Y lo peor que contará con nuestra anuencia, porque ya hemos empezado a quererle. No sé qué tiene Tyron, que convence a todos sin necesidad de violencias o malos modos. Con una mirada basta para vencernos.

            En este punto de la crónica, he de advertir, que Tyron es un gato. O mejor, una cría, recién nacida de gato. Tiene apenas unas semanas y ya ha cautivado nuestros corazones. Aunque en estos primeros instantes, de la convivencia, se ha decantado por la compañía de Margarita, sabemos que pronto empezará a distinguir afectos, aunque no lo demuestren. Es gato y todos sabemos qué condición abrigan.

            Como decía, Tyron nos ha robado ya el corazón. Su mirada le delata. Busca auxilio con ella, y mantiene la certeza de haber conquistado nuestras voluntades. Espero que se compadezca y estos mismos que le brindamos ahora no sean armas arrojadizas en futuro.

            Viene a su casa. Es una suerte para nosotros. Hay mucho rejuvenecimiento en el ambiente. Pero es un gran compromiso también. Una responsabilidad adquirida voluntariamente y, por ello, cargada de mayor obligación. Un ser que necesitaba una casa, un lugar donde vivir con dignidad, y compartir nuestras alegrías y nuestras penas. Eso esperamos.

            Tyron Lanyster, se llama así, como ya habrán supuesto, en honor al príncipe de Juego de Tronos, personaje que nos cautivó para la seguir serie. Un acierto en su nominación. Porque, desde el primer, momento en el que trotó por el salón de la casa ya nos robó el corazón y deshizo las escasas reticencias que pudiéramos mostrar. Una causalidad que nos ha embelesado. Tyron es ya parte de la familia. Bienvenido.

Galería | Esta entrada fue publicada en RECUERDOS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s