Juan Tribuna

juan-tribunaLa radio. La magia de las ondas hertzianas convertidas en palabras, las palabras en emociones y las emociones en vivencias que se afianzan en el ser de los oyentes. La radio. Ese instrumento que nos remueve la nostalgia, que nos procura la alegría de aquellos días de la infancia, de aquellas solariegas horas cuando la luz comenzaba a entibiarse y las imágenes se envolvían con tonalidades sepias, de salones convertidos en teatros oyendo la novela, Guillermo Sautier Casaseca versionando las mejores obras para convertirlas en éxitos de audiencia; tardes con olor a café recién hecho departiendo las penalidades de las protagonistas, compartiéndolas, haciéndolas suyas mientras un suspiro cómplice traspasaba el umbral de las estancias para ribetear el ambiente y trastocar la serenidad reinante, la desdicha de Ama Rosa o aquella versión de Lo que el viento se llevó, que tanto nos conmovió y avivó en nosotros el ansia por la lectura. La radio. Ese interlocutor que nos traía la conmoción de los goles, en las calurosas noches del verano, agosto alargándose en el calendario, del trofeo Carranza o del Ciudad de Sevilla. La radio. Marchas que nos acercaban la solemnidad de la Semana Mayo, apenas el miércoles de ceniza se manifestaba en las frentes de los creyentes que acudían a la iglesia para recordar la futilidad de la existencia y la Cuaresma era signo de la inmediatez de la dicha. La radio tan importante en mi vida, transmitida por la devoción que mi madre sentía por ella. Voces que resuenan hoy en mi memoria, que me hacen desandar el camino de los años, a recuperar la inquietud. Voces tan familiares que han perdurado en mí, que se manifiestan ahora que la misma radio nos trae la tristísima noticia del fallecimiento Francisco García Montes, un nombre eclipsado por el seudónimo que se hizo popular, muy popular, en aquellos de la dicha y la felicidad que se encapsula en la infancia.

Juan Tribuna fue un mito para mi padre, un referente de calidad en las retransmisiones deportivas de Radio Sevilla. Su voz, su familiar voz, se apoderaba de las espesuras de las horas de la sobremesa cuando nos traía toda la actualidad de nuestros equipos y nos relataba, con una maestría inusual, las incidencias de los partidos de futbol que se jugaban, especialmente, fuera de la ciudad. Tardes de domingo cantando goles de nuestro Betis, describiendo la fatalidad de una jornada en Pontevedra, donde Pedro Berruezo caía desplomado, con la elástica sevillista. Tardes de domingos compartidas con aquella voz que nos traía los resultados de todos los equipos de la primera y segunda división en el Carrusel Deportivo que él y Vicente Marco instituyeron para informar, in situ, casi al instante, con los medios técnicos de la época, los goles y las incidencias que acaecían por esos campos de Dios, que nada tienen que ver con los actuales. Periodismo radiofónico en su más escrupulosa pureza.

Juan Tribuna fue también el creador y guionista de aquel mítico serial semanal que nos hechizaba en las sobremesas de los lunes. Tras el informativo deportivo local, el tito Pepe y su sobrino, que inmortalizaran Manolo Méndez y Pepe da Rosa, comentaban las incidencias de la jornada deportiva, unos diálogos marcados por el humor, por las ironías que uno y otro cruzaban y donde el respeto y la cordialidad primaban sobre la discrepancia y rivalidad carecía de la criminalidad con la que algunos la toman hoy.

Juan Tribuna se ha ido. Nos quedamos con esa emoción que ponía en cada una de sus retransmisiones, la pasión de sus palabras cuando tenía que contar lo que veía, cuando presentía la alegría del gol. Una vida entregada a la radio, a los oyentes. Una vida que marcó la nuestra, de una generación que disfrutaba de las esencias que cruzaban el aire de la ciudad, en forma de ondas radiofónicas, que llevaban la armonía de su locuacidad, la grandeza de su disertación. Ayer falleció Francisco García Montes, un hombre bueno. Con nosotros se queda para siempre el eco inconfundible, la magia sonora, de Juan Tribuna.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en RECUERDOS, SEVILLA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s