Asesinos y asesinados según Ana Pastor

​No es esto lo que nos enseñaron. Nada que ver  con aquello que aprendimos. El respeto a la vida es un derecho propio e innato de la condición natural. Nadie puede atentar contra ella. Así lo dictamina la ley de Dios y lo especifican las leyes del hombre que las impone para el mejor orden del destino de propios y extraños. Atentar contra el mejor don que nos ha sido concedido es ir contra la propia dignidad. Hacerlo en nombre de Dios es conmutar el verdadero sentido que viene implícito en el mensaje de amor y fraternidad. Dios es misericordioso, minucioso en contemplar la piedad y otorgar libertad al hombre para que pueda tomar sus propias decisiones siempre que contemple el respeto al semejante.

Lo que viene sucediendo en los últimos meses, en de tiwmpoo de enfrentamientos ideológicos y religiosos es un contrasentido. Es en primer lugar una falta de respeto para quienes acogen a los que se trasladan, de su países de origen a otros desaarollados, con sociedades fundamentadas en la libertad de pensamiento, en el respeto a las ideologías, siempre en el marco de los derechos civiles y normales cinsticionales de cada lugar, y en las esencias democráticas. Todas ellas para amparar y fomentar la convivencia pacífica. Acuden a estas sociedades para acogerse de estos beneficios y para construir un futuro que en sus lugares de nacimiento seria imposible porque el progreso allí nos es que se haya estancado es que ha retrocedido a la edad medieval. Se han suprimido todas las libertades, se ha institucionalizado la violencia para controlar cualquier movimiento o pensamiento progresista, se penaliza la condición sexual con la muerte instantánea y publica – a las mujeres adúlteras se las lapida, los homosexuales se arrojan desde lo más alto de los edificios – y todo en nombre Dios.

Hay que tomar medidas urgentes. No basta con declaraciones y llamadas al sosiego y la calma, que también son precisas. Está en juego una forma de vida, el bienestar social, la igualdad entre los hombres, sea cual sea su pensamiento, su condicion sexual o su cultura. Miles de años de progreso, de lucha para la consecución de derechos laborales, jurídicos y sociales se asesinan cuando esos desalmados atropellan indiscriminadamente o degüellan a indefensos por ser contrarios a su credo o ametrallan a quienes quieren disfrutar de la forma de vida que han heredado. La sociedad de bienestar este siendo dinamitada y algunos siguen negando la evidencia.

El sábado, en Londres volvió a suceder. Las propias autoridades inglesas pusieron en duda los avisos que vienen mostrando tanta intransigencia. Han ignorado los signos. Pero estoy seguro que aprenderán. Lo que no se puede negar es la actitud que demuestran en la defensa de la libertad y la vida de sus ciudadanos. Para evitar una matanza aun mayor abatieron a los asesinos que por supuesto tenían clara intención de no rendirse e incrementar el número de víctimas.

Pues una iluminada, una ¿periodista? de la Sexta televisión, Ana Pastor, aseveró y concretó que los tres terroristas “fueron asesinados por la policía”. De aquellos barros estos lodos. Así nos van las cosas. En nuestro país, y al grito de Alá es grande, entró un energúmeno en una iglesia de Valladolid, mientras se celebraba una boda. Le recomiendo a la señora Pastor que se vaya a vivir a uno de esos países. Allí conocerá un situ como se las gastan con las mujeres que deciden llevar una vida como la que ella disfruta aquí que le dejan decir barbaridades como las que expresa en el medio de comunicación donde trabaja.

No fue eso lo que nos enseñaron. Ni lo que aprendimos. Ni son esos los valores que nos transmitieron. La libertad la están poniendo en duda cuando no se condena a quienes matan y se cuestiona a quienes defienden y preservan nuestros derechos, especialmente el de la vida.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s